Luis Molina

tecnologías de la información, experiencias, conocimiento

No consigo clientes con mi sitio web

with 2 comments

Esta frase la he oído alguna que otra vez en clientes propios y ajenos, y es que puede haber numerosas causas por las que un sitio web precioso y estupendo y que ha costado mucho dinero no atraiga visitas y, lo peor, que las visitas no se conviertan en clientes. No es preciso que una empresa base su negocio en Internet para que la web deba resultar provechosa: las empresas quieren ganar dinero, sea por el medio que sea, y quieren que una inversión sirva para incrementar sus ganancias.

Hablando con diseñadores web que comienzan su carrera profesional, alguno/a tiene la idea equivocada de que un buen diseño “vende”. Yo creo que un buen diseño puede atraer, pero vender es otra cosa.

A continuación tienes algunas razones por las que tu sitio web puede estar “perdiendo dinero”. Quizá te ayude a detectar algún fallo y corregirlo.

Llamadas a la acción: “Y ahora ¿qué?”

Con frecuencia me he encontrado en páginas web a las que he llegado porque me interesa un producto, tanto como para comprarlo, pero no he encontrado fácilmente la manera de adquirirlo y a los 10 segundos ya estaba cansado y con el interés por los suelos. Es probable que también te haya ocurrido en alguna ocasión y entonces deberías ser consciente de que no quieres eso para tu empresa ni para tu sitio web.

Cada página relevante de tu sitio web debería tener una llamada a la acción claramente visible y diseñada específicamente para que el visitante termine haciendo lo que tú quieres que haga.

Una llamada a la acción en un sitio web puede ser un botón, un enlace, un banner o un formulario que guía a los visitantes hacia el siguiente paso en el proceso de conversión [de visitante a cliente].

CTA Skype

Es conveniente que el visitante perciba de un rápido vistazo tanto el beneficio (texto “hacer llamadas más baratas”) como la manera de obtenerlo (botón “comienza a ahorrar ahora”). Además, vemos cómo podemos incluir en la misma página incluso una segunda acción importante para el negocio: el botón “Ofertas especiales”. Todo ello dispuesto mediante un diseño claro y coherente y expresado en un lenguaje adecuado.

Caso particular: sitios web realizados con Flash

Hay por ahí algunos sitios web realizados íntegramente con Flash en los que los principales problemas a la hora de convertir visitas en clientes  son la falta de contenido útil y la ausencia de guías claras para el usuario, así como caminos y métodos incómodos de navegación por el sitio web.

Veamos este ejemplo:

web flash poco útil

Diseño sobrio, quizá atractivo para alguien… Pero ¿de qué va esta empresa? Esta página de inicio no dice nada, tienes que ser un “visitante curioso” para enterarte de qué va. Además si haces clic en alguna sección, luego tienes que ir cerrando ventanitas para poder acceder a otra.

Es común ver este tipo de páginas incluso hoy en día: son de las que se hacen con el único objetivo de estar en Internet, pero nada más. Porque la URL aparece en la tarjeta de visita.

La falacia del “visitante curioso”

En varias ocasiones, charlando con clientes sobre la creación de su próximo sitio web, ha salido la frase “ponemos todo esto en la web clasificado de esta forma y así la gente, si quiere, podrá visitar cualquier cosa”. Además ha sido un razonamiento difícil de refutar en alguna ocasión debido al peculiar y “corto” punto de vista del cliente.

Este mismo razonamiento también es habitual a quienes gustan de clasificar las cosas y atenerse a esa clasificación por encima de todo. Por experiencia sé que los informáticos tendemos a eso, a veces equivocadamente. Creo que el ejemplo más claro podrían ser tiendas/catálogos online, o directorios temáticos. Veamos:

ejemplo tienda ropa

Mirando la clasificación de la ropa en el menú de la izquierda, no apetece mucho ponerse a buscar una prenda. Veo “Pantalones para Hombre” y “Jeans para Dama” pero ¿habrá jeans para hombre? ¡Buf! Tengo que ponerme a buscarlos… Probablemente esta misma clasificación es la del inventario, que les vendrá bien para la catalogación de las prendas, pero no podemos pretender llevar a la web el mismo modo de clasificación porque no estamos en una tienda física donde uno pasea y localiza los productos de interés de una forma distinta que delante de una pantalla.

Al diseñar una web no puedes limitarte a exponer lo que tienes y esperar, de forma pasiva, que al visitante le guste algo y te lo compre. La gente que visita tu web seguramente no piensa como tú, ni ordena las cosas como tú, ni le gusta las mismas cosas que a ti.

Landing pages: “Esto no es lo que buscaba”

Cuando has puesto el foco en algún producto/servicio de tu web y has decidido darle mucha visibilidad, deberías esforzarte en la investigación de qué palabras/frases clave pueden utilizar los clientes potenciales para encontrar ese producto/servicio en los buscadores, de forma que diseñes una landing page lo más atractiva posible y con los textos más adecuados a las palabras clave que hayas encontrado en tu investigación. Sin olvidar, por supuesto, una clara llamada a la acción.

No es conveniente que tu página salga listada en buscadores (Google, Bing, etc.) para cierto término de búsqueda, una persona haga clic y, al cargar la página correspondiente, no encuentre “eso” que estaba buscando. Es aún peor si esto ocurre tras haber hecho clic en un anuncio tipo Google AdWords, ya que la inversión publicitaria se perderá la mayoría de las veces… a menos que te haya visitado el “visitante curioso” y termine convirtiéndose en tu cliente, cosa muy poco frecuente.

Como ejemplo, he buscado en Google “guitarras baratas”:

guitarras baratas en google

Tras ver los resultados, he decidido hacer clic en el último anuncio de abajo a la derecha, por el cual la empresa correspondiente estará pagando sus euros, y he llegado a esta página:

guitarras baratas en la web

¿Dónde están las guitarras baratas que yo estaba buscando? Lo primero que veo son novedades en CDs, anuncios, un botón de ofertas y más abajo (seguramente por debajo del scroll de muchísimos usuarios) aparece un puñado de guitarras.

Espero que estas ideas te ayuden a definir mejor el diseño y los contenidos de tu sitio web. Cuanto más trabajo en ello, más me convenzo de que cada página hay que planificarla con especial atención. Además, a mayor inversión en el diseño web (con todo lo que ello conlleva), mejores resultados en buscadores y en el boca-a-oreja. ¡Ánimo!

Written by Luis Molina

30 octubre 2011 a 17:44

2 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Muy útil Luis este post (ya era hora de uno nuevo). De acuerdo con los aspectos fundamentales que mencionas, para “vender” con tu empresa con una buena web no sólo hay que apoyarse en el diseño como tal, hay que aplicarlo con lógica y resaltando contenidos fundamentales.

    Categorizar los productos cuando se disponen de muchos es difícil, y aunque algunas veces pueda resultar repetitivo encontrar los mismos en distintas secciones seguramente ayude al usuario a encontrar lo que está buscando. Lo mejor para esto, bajo mi punto de vista, es lanzar una “beta” para que varios usuarios naveguen por la web y busquen productos en ella. Te ayudará a sacar mejor partido a como esquematizar tu estructura de productos.

    Termino intentando sumar un aspecto que quizás se te ha escapado. Aunque el desarrollador monte una herramienta de venta en una web, teniendo en cuenta todos los puntos que analizas, si el dueño del site no dedica parte de su tiempo en realimentar la herramienta se acabará convirtiendo en un magnífico y estupendo ejemplo de un nuevo post que titularía: “No consigo clientes con mi sitio web 2 ó Cómo perder una maravillosa oportunidad de vender con mi web si ya tenía todos los deberes hechos”.

    Un abrazo
    Jose

    Jose Aguilera (@aqueron_es)

    30 octubre 2011 at 18:30

    • Jose, gracias por tu aportación.

      Lo que indicas en el último párrafo de tu comentario es algo que nos ha pasado en más de un proyecto web y, desde hace tiempo, es algo sobre lo que intento concienciar a mis clientes con preguntas del tipo ¿cómo vas a integrar el sitio web en tu estructura de ventas/marketing? o también ¿has pensado cómo integrar tu sitio web en el día a día de tu negocio?

      Desde luego, historias para otro artículo🙂

      ¡Gracias de nuevo!

      Luis Molina

      30 octubre 2011 at 18:51


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s